Semanas maratonianas

Yo no sabía, ni me imaginaba que podía hacer tantas cosas en un día.  Cuando eres joven, llegas de estudiar, y te tumbas en la cama…más bien te tiras en la cama y resoplas… bffff qué cansancio (decías).  ¿Cómorrrrr? , jajaja, “que atrevida es la ignoracia” que diría aquel.  Ahora si que me canso de verdad.  Vaya días…hay días que te ves inmersa en una maratón que nunca parece tener fín.  Y ya se sabe, “a perro flaco, todo son pulgas”, se van añadiendo más factores y entras en una espiral que no para de moverse, vaya.

Y es que ser madre de familia numerosa y trabajar, cansa.  Sí, cansa.  De manera bonita, pero lo hace.  Estas últimas semanas es un no parar de tareas por las tardes, unido a los virus que han acampado en casa, y nos tiene la energía pelín mermada, los días se hacen largos, y las horas de sueño, son pocas.  Con un bebé lactante en casa, dormir, lo que se dice dormir….pues muchas horas seguidas no duermes.  La pequeña del hogar, tiene 9 meses recién cumplidos.  Y su pila está “a tope de power”, jejeje.  No para ni un segundo de moverse, de charlotear, de tocar, de tirar juguetes y cosas contra el suelo para escuchar su sonido al caer, de gritar, de reirse con sus hermanas…un torbellino de vida maravilloso, vaya.  Nos tiene enamoradas a todas.  Pero ha de crecer para que podamos dormir una noche del tirón, y para eso pasará aún bastante tiempo, y así podamos descansar las mamis  por la noche.

PicsArt_1426684521857 todas mis chicas 🙂

Con tres niñas se multiplica todo… visitas médicas, tareas para casa, actividades fuera…. Yo me quiero elegir mi ropa, yo no quiero trenzas que quiero coletas, la otra quiere trenzas y coleta no, yo me quiero poner un sombrero para ir al colegio,  hoy botas no que no tengo gimnasia, este jarabe es el de mi hermana ….Jajajaja, a veces te dan ganas de emitir un silbido enorme o un grito y que se paralizaran unos segundos y dejaran de pedir cosas todas a la vez.  Como decía mi madre: “Criar es muy cansado y no es fácil” .  Nos lo decía de críos, y claro, la mirábamos y seguíamos pleiteando, tirándonos del pelo y enredando sin parar….. pero tenía toda la razón.  En ese momento no añadía el adjetivo “maravilloso”, porque cuando lo decía, la teníamos hasta “el toto” los tres con nuestras historias y nuestra energía sin límites.  Luego al rato nos llenaba de besos y apretujones, y nos preparaba chocolate caliente para merendar (madraza total).

Pero así es….maravilloso a la par que cansado y difícil.  Es difícil educar bien, en un equilibrio más o menos constante. Tres pequeñas con diferentes edades y necesidades distintas a cada momento.  La necesidad común, todxs la conocemos: el amor, el afecto.  Pero son edades distintas y cada una te pide unas cosas, o te necesita de una manera determinada.   Ahí nos tienen a sus mayores, al pie del cañón, poniendo el corazón en cada cosa que hacemos, en cada pregunta  (de las ocho mil que hacen al cabo del día) que les contestamos, en cada abrazo que les damos, en cada bronca que les echamos….

Semanas sin un minuto libre, que te dicen que eres capaz de hacer millones de cosas en el día, y muchas veces, sin perder la sonrisa (hay momentos que la pierdes, irremediablemente), semanas con muchos suspiros lanzados al aire, llenas de abrazos de pequeñas que huelen a gloria, de manos sucias y pelo revuelto, de ojos tiernos, de mocos y toses, de croquetas de pollo del caldo, de huevos fritos para cenar, de gofres caseros, de pañales, de sofá en la noche con mi amor cuando ya están acostadas, de te quieros con ojeras…..  No cambiaría nada de mi vida, absolutamente nada.  Adoro cada momento de los que vivo con mi familia, aprendo de cada una de sus cosas, de mis reacciones, de las suyas, de mi cansancio, de mi tranquilidad….

Disfrutad de cada cosa que haceis.  Se os quiere…

Primavera anticipada

IMG_20150303_105859

Sentimos el sol y la ausencia de bajas temperaturas y es como una inyección de energía extra en nuestra batería más o menos gastada.  Es muy gracioso pasear estos días “primaverales” por la calle, porque empiezas a ver indumentarias de todo tipo.  A mí me hacen mucha gracia lxs valientes que oye, como si de verano se tratara, ya se “calzan” el pantalón corto y la camiseta de manga corta, queriendo recoger para sí mismxs cada rayo de sol.  Deseando que llegue este tiempo para sacar del zapatero las zapas de “loneta”, que aquí en invierno si te las pones, se te quedan los pies helaos.  Y qué monas con sus zapas de primavera con motivos florales..  Pero claro, en cualquier momento llegará la cruda realidad….estamos en Zaragoza, amigxs, como yo la llamo: “Ziercity”.  Ese querido y amado , ese viento que nos acompaña desde la cuna, que se ha llevado alguno que otro gorro a “cascalibur”, que azota nuestros mofletes y no nos hace falta colorete, esta ciudad donde las señoras con cardados no pueden pasear tranquilas ( a no ser que salgan con la redecilla puesta, que seguro que también salía volando), donde las chicas de trenzas largas azotan a los transeúntes sin ellas quererlo…. Queridxs, sabéis que el cierzo llegará y se cargará esta primavera anticipada que nos calienta el corazoncito y nos saca a la calle a “alternar”.  Ya nos apetecen hasta los helados… sacar la bici llena de polvo del trastero invernal, ponernos la cami de tirantes y enseñar hombritos…

He visto este mural homenaje a Keith Haring en el trabajo y le he hecho una foto.  Están contentos con este “caloret”, y saltan, rodeados de color ( como a mí me gusta ), llenos de energía, alegrando la vista a los que andan por el pasillo y sonríen al verlos tan contentos… Y es que el astro rey es necesario para la alegría humana, ¿no creeis?  Necesitamos esa luz y ese calor, nos revive y calienta el alma. Se os quiere…

Relaciones humanas

Mira que es difícil entender a las personas…Bueno, a unas más que a otras, está claro.  Todo es una enseñanza.  La vida te pone personas cerca, para que ejercites tu paciencia, te pone delante de formas de ser que detestas, que hacen cosas que no harías nunca, y ahí la tienes, delante, en tu vida porque forma parte de tu familia.  Sacándote de tus casillas y a la vez enseñándote cosas de tí misma.

Todos nacemos con una esencia, somos de determinada manera y la vida nos irá modelando, también las personas que nos vamos encontrando en nuestro camino, nos ayudan y enseñan.  Pero hay cosas que es imposible modificar.  Llevo intentando desde que tengo uso de razón que alguien muy cercano a mí, vea la vida desde otro prisma, porque le facilitaría la existencia y le haría más felíz, y también a los que convivien con ella.  Ya acepté, después de tantos años, que ella es así, y así la quiero, pero me cuesta la vida lidiar con actitudes suyas que no comparto y veo injustas.  Hablamos casi a diario, y me escucha, sé que lo hace, quizá sea a la persona que más escuche, y suele darme la razón, pero ella repite y repite el mantra de “no puedo cambiar, soy así”. Ójala fuera como tú, me dice.  Le da la impresión que yo no lo paso mal, que no sufro porque mi actitud vital es muy positiva.  A veces pienso que con determinado tipo de personas muy distintas a uno mismo, es muy difícil la comunicación, es como si utilizáramos códigos de comunicación diferentes, y cuesta la vida llegar a una conclusión sobre cualquier cosa.

Mis palabras hacia ella son siempre desde el amor, desde el cariño.  He intentado que cambiara, que pudiera disfrutar más de la gente, de verles su lado positivo, de no pensar siempre en lo malo de las cosas,  he intentado que sufriera menos por los demás, le he explicado millones de veces que no hay que sufrir el dolor ajeno, que bastante es clavarnos las piedras en nuestros propios zapatos….¡Tantas cosas!  Y ella me cuenta, necesita llamarme, contarme y escucharme… Pero sigue su camino, con su actitud vital tan distinta a la mía… Es increíble como se puede ser tan distinto, teniendo tanta genética en común….  Pero las almas son libres, no pertenecen a nadie…Ahí no hay genética que valga…podemos estra genéticamente  muy cerca, pero espiritualmente a años luz.

el-alma-eres-tu-31

Hay que aprender que nadie tiene la culpa de nuestras penas.  “Fíjate, quiero irme a una fiesta hoy, y como tú no estás en casa y hay que ocuparse de tal cosa, no puedo ir” ( por ejemplo).  Ya estás culpando a alguien que no tiene culpa.  Tu rabia es tuya, es interna, estás rabioso  porque no puedes ir a una fiesta, pero le echas “el muerto” a otro, porque así tú no te sientes tan mal….  Eso es muy común en las personas negativas e inseguras.  Y con eso es muy difícil lidiar.  Nadie tiene la culpa de nuestras negatividades internas, de nuestra rabia, de nuestras inseguridades.  No lo tiene que “pagar” nadie. Está dentro de nosotros por algo…..metámonos dentro de nosotros mismos, buceemos en nuestro pasado y busquemos la razón de por qué somos así.  Quizá ahí podamos empezar a cambiar y a ver las cosas desde otra perspectiva más positiva.  Miremos que falla dentro de nosotros mismos. Y entonces ya podemos levantar la cabeza y mirar a nuestro alrededor.

Ya lo escribí en otra ocasión, pero creo firmemente en algo que leí una vez, que venimos al mundo con un “paquete” determinado de alegría y positividad, y eso poco se modifica a lo largo de la vida, por mucha vida que vivas y mucha experiencia.  Hay personas que traen un 5%, otros un 25%, otros un 75%, y así será más o manos siempre, por mucho que ocurra y por muchas experiencias que vivan.  Yo seguiré guerreando y luchando con una sonrisa e intentando hacer más agradable la vida de las personas que quiero.  Aceptando a cada uno tal cual es.  Felíz martes a todxs  🙂

Envejecer con dignidad

Es un proceso natural, más que le pese a unos cuantos ( o a muchos, según parece).  ¿ Por qué esa manía de parecer más joven? ¿A qué se debe?  ¿Cuán insegur@s nos vuelve la sociedad? ¿Por qué damos tanta importancia a lo externo, a lo que se ve?…

fotonoticia_20150210152833_500

Hay muchas preguntas en mi cabeza revoloteando sobre este tema, “requetemanido”, lo sé, pero cada una que se opera, es para “poner el grito en el cielo” (y no parar de gritar).  El último ejemplo, o al menos la última imagen que circula de una “operada” por las redes sociales, es el caso de Uma Thurman… Vamos a ver, que todavía tiene 44 años y ya se ha cambiado la cara por completo!!!  Es alucinante y no entra en mi cabeza, que alguien a esa edad, ya quiera borrar de su cara esas pequeñas arruguillas de expresión que vamos teniendo…A mí me parecen maravillosas….denotan como eres, entre otras cosas, que ha pasado el tiempo y estás aquí, y sigues disfrutando de la vida… Esas arruguillas en los ojos cuando nos reímos, que luego se quedan con nosotros, son síntoma de felicidad.  Esas marcas del entrecejo, que nos dicen que tenemos carácter, que pensamos, que nos preocupan las cosas, como seres humanos que somos….Oyuelos al sonreir…. En fín, cada uno de nuestros gestos, se dibuja en nuestra cara, y eso es maravilloso.¿Cómo entonces la gente hace esto?  Es como si renunciaran a su vida, a su pasado, a todo lo que han vivido, a esos rasgos que el universo y sus padres les dieron en herencia….

2022774

Somos muchas cosas.  Nacemos y morimos, y existe un proceso en envejecimiento, igual que existe uno de crecimiento.  A mí me gustan mis arruguillas y las de la gente.  Miro a mis padres y veo nuestra vida en sus rostros, y los adoro.  Y que conste que no estoy en contra de la cirugía estética, me parece perfecta porque soluciona muchos “problemas” y ayuda a mucha gente que no acepta partes de su físico, y al poder cambiarlas, se sienten mejor con ellos mismos.  Pero estas mujeres, que además son guapas, que se cuidan, que tiene un buen nivel económico ( quiero imaginar que cultural también)… ¿qué necesidad tienen de hacer eso a los 40? ¿Qué harán entonces a los 60?…

Es sólo mi humilde opinión, pero Uma no necesitaba cambiar su cara, y Rennè me gustaba cuando era “Bridget Jones”, con sus mofletes simpáticos y sus ojos sonrientes.  Quizá tengan mucho éxito,  sean guapas y tengan una economia saneada…pero creo que en estos casos, “patina” el tema emocional.  No se acaban de aceptar, no aceptan el ciclo natural de su cuerpo, no viven en armonía con ellas mismas, y eso…. eso no lo cura una cirugía..

Abrazos con abrigo, que el frío aprieta  😉

Cruzaré océanos de tiempo para encontrarte..

Aunque parece que te conocí en esta vida, yo creo firmemente que no, ya nos conocíamos, ya nos habíamos amado con gran intensidad…  cuando entré a esa habitación, sólo te ví a tí.  Conocía a todos excepto a tí, y no ví a mis compañeros, mire hacia la esquina directamente, donde tú estabas sentada.  Nos presentaron, nos dimos dos besos y ya no pude dejar de mirarte, de buscarte ni de pensarte. Ya no podía dormir, deseaba ir a trabajar para cruzar nuestras miradas por los pasillos.  Subía en el ascensor y olía tu perfume, que olía a paraíso… cerraba los ojos y deseaba nadar en tu cuello y sentir el tacto de tu piel.  Fue precioso y duro también.  Las dos teníamos pareja, una vida ajena a esa historia que apenas sabíamos que sería “nuestra historia”, que tendríamos mucho que luchar y llorar para alcanzar el sueño de amarnos, libremente y como se merecía esa amor inmenso. Y aquí estamos, mi amor.  Después de tanto dolor, llego tanto amor merecido y sentido.  Fue creciendo poco a poco, pero con una intensidad que salía de nuestro pecho en forma de mil suspiros en cada turno de trabajo.  Miradas, sonrisas, pequeños roces….todo fue creciendo hasta que fue inevitable.  Ningún dique detiene la furia del mar… con el amor y la pasión pasa lo mismo.  Tantos sentimientos dentro de nuestros cuerpos tenían que salir.  Luchamos con amor, y ganamos este amor tan grande.  Ya son unos cuantos años amándonos, y cada vez que te miro, muero.  Muero por esos ojos, por esa boca, por esa piel, por olerte cada mañana, porque no hay nadie mejor en el universo, porque sé que eres tú, porque eres mi hogar, mi cielo, mi calma… Como dice esa película que tanto nos gusta  ” he cruzado océanos de tiempo para encontrarte…”.  Así es, mi vida.  No sé quien o qué seré la próxima vida,  qué cuerpo habitará mi alma, pero seguiré siendo la guerrera que soy, y lucharé , cruzaré océanos, lloraré lo que tenga que llorar, hasta encontrarte… Y lo sabré, sabré que eres tú, porque no hay nadie más a quien pueda dar mi alma y todo lo que soy.  Porque nací para amarte y hacerte felíz. Gracias infinitas, siempre fotoefectos.com__final_546112867343_

Secretos del corazón

Llevo días viendo como circula este vídeo por facebook, lo miraba en pausa, pero no me decidía a abrirlo… Hay una herida musical en mi corazón, que de momento está en “stand-by”, parada, respirando y llenándose de oxígeno.  Muchos años respirando sin música…

Dejé la música, lo que más me apasionaba, lo que más amaba.  El motivo ya no importa, pero tuvo que ser así.  Era buena, me gustaba, disfrutaba acariciando las cuerdas de mi violín, amaba la música que de él salía.  Me miraba al espejo mientras tocaba para observar mi cuerpo en movimiento… Mi profesor ( se llamaba Pascal, era belga), me regañaba muchas veces porque me movía en exceso tocando… Pero mi cuerpo bailaba al son de la música que salía de mi instrumento… formaba parte de mí, éramos una sola cosa, un sólo ser, unión mágica y amor infinito…

Durante muchos años no pude visionar ningún video de nadie acariciando un violín… no podía ver a los demás haciendo música.  Hace muchos años que puedo hacerlo, y sé, que algún día, cuando me lo diga el universo, la vida, me volverá a dar la oportunidad de acariciarlo, de sentirlo, de vibrar con él de nuevo…

Os dejo con ellas, son estupendas.  Llevo un rato viendo videos en bucle de estas maravillosas concertistas, que además hacen sonreir… ¿qué más se puede pedir?  No hay nada más bello que un cuerpo unido a un instrumento…

Salud amig@s míos y felíz fín de semana