Relaciones humanas

Mira que es difícil entender a las personas…Bueno, a unas más que a otras, está claro.  Todo es una enseñanza.  La vida te pone personas cerca, para que ejercites tu paciencia, te pone delante de formas de ser que detestas, que hacen cosas que no harías nunca, y ahí la tienes, delante, en tu vida porque forma parte de tu familia.  Sacándote de tus casillas y a la vez enseñándote cosas de tí misma.

Todos nacemos con una esencia, somos de determinada manera y la vida nos irá modelando, también las personas que nos vamos encontrando en nuestro camino, nos ayudan y enseñan.  Pero hay cosas que es imposible modificar.  Llevo intentando desde que tengo uso de razón que alguien muy cercano a mí, vea la vida desde otro prisma, porque le facilitaría la existencia y le haría más felíz, y también a los que convivien con ella.  Ya acepté, después de tantos años, que ella es así, y así la quiero, pero me cuesta la vida lidiar con actitudes suyas que no comparto y veo injustas.  Hablamos casi a diario, y me escucha, sé que lo hace, quizá sea a la persona que más escuche, y suele darme la razón, pero ella repite y repite el mantra de “no puedo cambiar, soy así”. Ójala fuera como tú, me dice.  Le da la impresión que yo no lo paso mal, que no sufro porque mi actitud vital es muy positiva.  A veces pienso que con determinado tipo de personas muy distintas a uno mismo, es muy difícil la comunicación, es como si utilizáramos códigos de comunicación diferentes, y cuesta la vida llegar a una conclusión sobre cualquier cosa.

Mis palabras hacia ella son siempre desde el amor, desde el cariño.  He intentado que cambiara, que pudiera disfrutar más de la gente, de verles su lado positivo, de no pensar siempre en lo malo de las cosas,  he intentado que sufriera menos por los demás, le he explicado millones de veces que no hay que sufrir el dolor ajeno, que bastante es clavarnos las piedras en nuestros propios zapatos….¡Tantas cosas!  Y ella me cuenta, necesita llamarme, contarme y escucharme… Pero sigue su camino, con su actitud vital tan distinta a la mía… Es increíble como se puede ser tan distinto, teniendo tanta genética en común….  Pero las almas son libres, no pertenecen a nadie…Ahí no hay genética que valga…podemos estra genéticamente  muy cerca, pero espiritualmente a años luz.

el-alma-eres-tu-31

Hay que aprender que nadie tiene la culpa de nuestras penas.  “Fíjate, quiero irme a una fiesta hoy, y como tú no estás en casa y hay que ocuparse de tal cosa, no puedo ir” ( por ejemplo).  Ya estás culpando a alguien que no tiene culpa.  Tu rabia es tuya, es interna, estás rabioso  porque no puedes ir a una fiesta, pero le echas “el muerto” a otro, porque así tú no te sientes tan mal….  Eso es muy común en las personas negativas e inseguras.  Y con eso es muy difícil lidiar.  Nadie tiene la culpa de nuestras negatividades internas, de nuestra rabia, de nuestras inseguridades.  No lo tiene que “pagar” nadie. Está dentro de nosotros por algo…..metámonos dentro de nosotros mismos, buceemos en nuestro pasado y busquemos la razón de por qué somos así.  Quizá ahí podamos empezar a cambiar y a ver las cosas desde otra perspectiva más positiva.  Miremos que falla dentro de nosotros mismos. Y entonces ya podemos levantar la cabeza y mirar a nuestro alrededor.

Ya lo escribí en otra ocasión, pero creo firmemente en algo que leí una vez, que venimos al mundo con un “paquete” determinado de alegría y positividad, y eso poco se modifica a lo largo de la vida, por mucha vida que vivas y mucha experiencia.  Hay personas que traen un 5%, otros un 25%, otros un 75%, y así será más o manos siempre, por mucho que ocurra y por muchas experiencias que vivan.  Yo seguiré guerreando y luchando con una sonrisa e intentando hacer más agradable la vida de las personas que quiero.  Aceptando a cada uno tal cual es.  Felíz martes a todxs  🙂

Anuncios

2 pensamientos en “Relaciones humanas

  1. Yo también creo que venimos al mundo con un paquete de alegría y optimismo determinado. Luego vienen las personas y las experiencias que vamos encontrándonos a lo largo de la vida, que nos modifican.
    ¿Pero es posible aumentar esa dosis de alegría innata? tal vez no, pero sí sacarle todo el potencial posible, y eso se hace a base de trabajar con uno mismo.
    Esa persona cercana tiene mucha suerte de tenerte cerca, porque tú le ofreces otra visión de las cosas y de la vida.
    Feliz fin de semana!
    Abrazos! :))

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: