Cuerpo y Alma

A la gente le cuesta mucho aceptar que la mayoría de dolencias de nuestro cuerpo físico, son “dolores” internos.  El ser humano, cree que todo tiene una explicación “científica”, a nuestra generación eso nos enseñaban en el colegio.  A todo hay que encontrarle el razonamiento, hay que verlo con nuestros propios ojos, comprobarlo, tocarlo, leerlo..”Esto pasa por esto”, y ya uno se queda tranquilo.

Pues oiga, no es así.  Pocas cosas en este mundo son matemáticas, nada hay exacto, y no a todo el mundo nos funciona lo mismo, y todavía menos en salud.  Hoy me he tomado la licencia de aconsejarle a alguien sobre este tema.  Porque llevamos esa venda en los ojos, lo que nos enseñaron, nadie tenemos la culpa.  La medicina tradicional no lo cura todo, la química no es la panacea en según que casos.  Y estoy muy contenta porque me han escuchado y espero que todo vaya mejor.

espiral

La persona en cuestión es un niño, que el curso pasado faltó al colegio mucho tiempo, todo debido a su “mala salud”.  Episodios de todo tipo…alérgico, asma, dolores de cabeza fortísimos…. Padres con “posibles”, con seguro privado, que le hacen todas las pruebas necesarias, y que día sí y día también, están en urgencias, y parece que no hay nada.  No hay meningitis, no hay nada en su cabeza que justifique esos dolores, por ejemplo.  Así que el niño no tiene nada.

Lo veo esta mañana con su padre, se sujeta la cabeza, con ojos arrugados, y mientras su padre habla , él camina en círculos sin parar.  Acababa de ser atendido en Urgencias, donde le han recetado medicamentos, para variar.  El niño intenta claramente llamar nuestra atención y aunque le duele, no lo dudo, exagera llamando la atención de su padre y la mía propia.  Esto necesita otro tipo de terapia y no la medicina.  Así que he hablado con el papá, y le he dado mi opinión sobre este tema.  Sus padres son majísimos, pero son del tipo de adultos de los que hablábamos al comienzo de mi escrito de hoy, “si no me lo demuestran, no lo creo”, pero me he lanzado, nada pierdo, y lo veo cada día, y es más que evidente, que todo lo que su cuerpo somatiza, son dolores internos, de su YO interno, sus miedos, la basura que todos arrastramos dentro.  Hay que escuchar a los hijos, pero escuchar su interior, a veces no nos dicen nada, en cambio nos están gritando por dentro porque ya no pueden más….

cuerpo-mente-espiritu

Estoy contenta porque me ha escuchado, ese padre lleva un peso grande sobre los hombros.  No lo verbaliza, pero ya no sabe que hacer con esos dolores, está cansado de que al niño le hagan radiografías y tome porquerías químicas.  Está delgado y tiene poco apetito.  Le he hablado desde el cariño, contándole mi experiencia propia con las “medicinas alternativas”, y le he dado un número de teléfono al que sé que llamará, donde lo podrán tratar desde dentro.

Por favor, nuestra maquinaria externa no puede funcionar cuando falla lo más fundamental.  Hay que ayudar a ese niño, que con ocho años, arrastra una mochila imaginaria en sus hombros, llena de dolores que debe vacíar.  Mucho amor y comprensión, mucha escucha, externa e interna, no puede ser que un pequeño sea tan pesimista a esa edad y se recree en ello, que se recree en su dolor.  Eso no se debe permitir.  Le queda mucho camino por andar.  Venimos de base con un tanto por ciento de felicidad,  ¿lo sabiais? .  Genéticamente, hay gente que  su carpeta de “Felicidad” viene sólo llena al 10%, otros al 40%, otros al 90%.  Gente que será más positiva y tendrá mayor capacidad para aguantar los golpes que otros.  Pero eso es el 50%, el otro 50% hay que aprenderlo con la vida, con las experiencias, y ayuda tener a tu lado personas que te ayuden a llevar mejor las cargas, personas que emocionalemnte te refuercen y te muestren el camino.

En la medida de lo posible, intentemos siempre relativizar lo malo, o lo menos bueno, y sobretodo, ayudemos a los demás.  Quizá nosotros mismos no vemos algunas cosas, por esas vendas tupidas que llevamos en los ojos, pero siempre aparece alguien, que se pone frente a nosotros y nos baja un pelín la venda para que veamos más claro lo que nos pasa por dentro.

Todo nuestro SER está conectado, nuestro cuerpo físico y el que no es tangible, y deben convivir armónicamente para que todo marche bien.  Pongamos de nuestra parte para que así sea, y cuando tengamos ese dolor de espalda, de cabeza, ese sarpullido repentino…metámonos dentro de nosotros mismos……  Hay que mirar para dentro.  Quereros y cuidaros.  Abrazos de Jueves

Anuncios

2 pensamientos en “Cuerpo y Alma

  1. En la sociedad occidental, la dualidad espíritu/cuerpo, ha hecho que vivamos disociados de nuestros cuerpos, y eso no puede ser bueno. Espero que ese padre te haya escuchado, y ese niño tenga la posibilidad de vivir una infancia feliz, y sin dolor.
    Abrazos de fin de semana! 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: